ME SIENTO RENACIDO

 

Al mismo Mefistófeles me iría

pidiéndole me diera un gran anhelo,

si no hubiera bajado desde el cielo

aquello que con ansía le pedía,

 

que era el poder amar. Ya me sentía

lejano de pasiones, como hielo

que se convierte en agua a contrapelo

yendo a parar, ya líquido, a la ría.

 

Pero fue tu llegada milagrosa

la que me puso en danza nuevamente

y estoy como el que no quiere la cosa

 

tan lleno de alegría, que en mi mente

se agolpan de manera deliciosa

los dulces pensamientos de tu fuente.

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s