AMOR SIN REMEDIO

 

Mientras goce de un hálito de vida,

serás dueña y señora permanente

de todos los resquicios de mi mente

por cumplir la palabra prometida.

 

No soy de los que olvidan enseguida,

que soy, lo puedes ver, bien diferente,

dejando esta constancia tan patente

de que nunca de mí, tendrás salida.

 

No sabes el amor que por ti siento,

ni siquiera adivinas su ternura

y aunque crezca con vetas de tormento

 

debido a no tenerte, tu procura

me llega a obnubilar el pensamiento

al punto de sumirme en la locura.

 

No voy a tener cura

ni tampoco haré nunca por buscarla,

porque sé que jamás he de encontrarla.

 

 

 

 

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s