HASTA ESE EXTREMO TE AMO

 

Si te viera en los brazos de otro hombre

no pienses que muriese de tristeza,

que hasta me alegraría, aunque te asombre

y pienses que es patraña y sutileza.

 

Sería un agridulce sentimiento

del que mi corazón se hiciera cargo,

cabalgando a la par triste y contento

por camino a la vez dulce y amargo.

 

Demostración palpable de lo fuertes

que tengo tus raíces en mi vida,

pues cada que te pienso te conviertes

en reina de una especie protegida.

 

El que seas feliz tanto me importa,

que cualquier magnitud se me hace corta.

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s