EL BESO DESEADO

 

¿Hay un mayor placer y tan hermoso

que el beso grandemente deseado?

Quien diga que lo hay, no le han besado

y no podrá decir que es ambicioso.

 

Aquél que lo desea, siempre ansioso

está, porque se encuentra embelesado,

aunque aún ni siquiera haya probado

lo dulce de bocado tan sabroso.

 

Es traspaso entre almas similares,

que cambian entre sí su quintaesencia

a través de la boca de ese ser

 

al que tiene por primus inter pares,

reflejo de una noble bienquerencia

que si es un gran amor ha de tener.

 

 

 

 

 

 

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s