EL MISTERIO DE LA VIDA

 

La flor que con el viento se deshoja

se muere lentamente de tristeza,

porque ya ni de blanca ni de roja

lucirá, desprovista de belleza.

 

Al suelo va a parar y se confunde

con tierra que el rosal alimentara

y con ella, de igual a igual, se funde

por ver si nuevamente reencarnara.

 

Convertida en el humus que alimenta

la planta, va feliz a los capullos

a través de la savia y se hace cuenta

que el color y el olor también son suyos.

 

La esencia de la vida nunca muere,

que un poder misterioso la transfiere.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s