LA PAZ TE DOY

 

Te fuiste de mi lado sin decirme

siquiera un triste adiós de despedida

y ahora me pides que la paz te firme

dando la guerra ya por concluida.

 

Me es fácil tal capricho concederte,

porque no representas para mí

nada absolutamente. Ya al perderte,

la paz que ahora me pides conseguí.

 

Ya veo que el orgullo te ha bajado,

pues nunca pensaría que vinieras

a pedir a un amor que has traicionado,

por culpa de tus sueños y quimeras.

 

Vete por el camino que has venido,

llevándote la paz que me has pedido.

 

 

 

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s