AMOR ÚNICO

 

Aunque en la misma cama no dormimos

siento que me acaricias con ternura,

pues ¿de quién puede ser tanta dulzura

que traen aparejada tales mimos?

 

Recuerdo que entre besos nos dijimos

en momentos preñados de locura,

que sería un amor contra natura

otro muy diferente al que nos dimos.

 

El sabor de tu boca y de tu aliento,

impregnados los tengo todavía

y a menudo recibo con el viento

 

el ay de ese placer que te salía,

cuando fuera a llegar ese momento

en que mi alma en la tuya se metía.

 

 

 

 

 

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s