COMO EL AGUA Y EL ACEITE

Si somos como el agua y el aceite
es por tu sola culpa, no lo dudes,
y hasta me estás privando del deleite
de tenerte en mis brazos, pues no acudes

ni siquiera al reclamo que te hago
ofreciéndote aquello que querías
con tantas ansias. Puede que sea el pago
que no merezco y tú sí merecías.

Veo que en las antípodas te encuentras
de todo lo que antaño era común
y que en otro lugar ahora te centras
que imagino que sea el del runrún.

Las cosas que dijiste y que no cito,
no debes repetir, por Dios Bendito.

 

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s