EL REBAÑO

Hay gentes que se mueven en rebaño
siguiendo como ovejas a su dueño
y ponen en hacerlo tanto empeño,
que pastan solamente en su aledaño.

Esclavos de ese dueño y de su engaño
así como también hábil pergeño,
hasta lana les crece y su diseño
les hace siempre ir del coro al caño,

siguiendo tras las huellas que el amaño
del jefe les obliga, que en su ceño
se ve muy claramente que hay regaño,

si acaso se pretende el solo sueño
que le lleve a cambiar por desengaño,
aquello que creyó tan halagüeño.

 

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s