BENDITAS NOCHES

Benditas sean las noches que te sueño,
malditas las mañanas subsiguientes,
pues paso de sentirme tu amo y dueño
a esclavo de desdichas evidentes.

Es una diferencia tan enorme
que sufro lo indecible cada día
y pido a mi destino que me ahorme
los dos, en recipiente de ambrosía.

Si acaso sucediera, como un rey
viviría contigo y en un trono
toda la eternidad, pues una ley
me inventaría que parase el crono.

Sueños o realidades, comoquiera,
conmigo van a estar la vida entera.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s