ASÍ TE VERÁS

A ti, que de mis brazos te desprendes
tratando de buscar mayor amparo,
no quisiera augurarte que muy caro
lo tendrás que pagar, a ver si aprendes.

No obstante, te diré que no me ofendes,
aunque sí me sorprende tu descaro,
pero ni me obsesiona ni me azaro
y alto lo digo, por si tal pretendes.

De la vida y del mundo, poco entiendes
y con harta franqueza y sin reparo
te lo digo. Observo que dependes

de quien te alumbre con la luz de un faro
y a cuyas plantas sin dudar te tiendes,
pasando cual mascota por el aro.

No sería muy raro
que si buenos consejos desatiendes,
te verás que al final, de un hilo pendes.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s