NADA PUEDE OPONERSE AL AMOR

No hay nada que se ponga por delante
del amor, pues lo arrasa y no hay ninguna
manera de quitarle la fortuna
de gozar las delicias que el amante

la dedica a su amada a cada instante
con besos y caricias. Siente hambruna
pero la sacia si a los dos aúna,
haciéndose de ambos integrante.

Su fuerza es punto menos que infinita
por lo que cuanto quiere lo consigue
y si más necesita, suma y sigue,

pues su voracidad es inaudita
y aquello que deglute lo convierte
en la felicidad que en él revierte.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s