ENFERMEDAD CRÓNICA

Soy un enfermo crónico y sin cura
de amor y no me importa que siguiera
así toda la vida, porque fuera
una suerte vivir con la locura

más hermosa metida a gran hondura
y adentrándose más, hasta que hubiera
llegado hasta el final, para que entera
el alma me llenara de dulzura.

Quien no ama no sabe del tormento
tan divino, que al tiempo hasta la gloria
le llevan los latidos al amante

inmerso en el amor. Es lo que siento,
mezclado en los momentos de la euforia
que me entra, que jamás llega a bastante.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s