ASÍ VENCIMOS AL TIEMPO

Me acuerdo de la cara de placer
que al sentir el contacto de mi boca
en tu piel me ponías; como loca
estabas, sin poderte contener.

Me tratabas en vano de absorber,
pues toda la pasión se te hizo poca
y pedías que entrara como broca
llegando a lo más hondo de tu ser.

Estábamos los dos embelesados
y el tiempo detenerse no podía,
aunque con gran ardor se lo pedía

y entonces decidimos que abrazados
podríamos seguir, hasta acabar
con la última gota que apurar.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s