ME DISTE EL FINIQUITO

Te has ido de mi lado, compañera
y encima cuando más te necesito,
dejándome en el alma un infinito
dolor como jamás pensé que hubiera.

No me dijiste un simple adiós siquiera
que al menos endulzase el finiquito
de un sentimiento ya por ti prescrito,
que ejemplo de nobleza y mucha, fuera.

No sé ni me imagino las razones
que te hicieran obrar como lo has hecho,
pero algunas tendrás y eso presumo,

al proceder así. Son decisiones
echas a la ligera y por despecho,
que por mi parte, sin rencor asumo.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s