LA TRAICIÓN DEL AMIGO (continuo)

Qué tristeza confiar en un amigo
al que todo lo malo se perdona
y sin venir a cuento te traiciona
sin decirte el porqué. Yo no consigo

saber a qué se debe este castigo,
si fuera para mí la prima donna,
tanto como la reina sin corona
y al cual nobles deseos le prodigo.

Se fue como un ladrón por el postigo
haciendo un vil desprecio a mi persona
y pongo al mismo Dios como testigo

de que hay más cosas, pero no las digo,
porque mi corazón se desmorona
y he optado por callar y a ello me obligo.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s