EL DOLOR DE NO SER CORRESPONDIDO

No habrá mayor desdicha que aquélla de no amar
ni ser correspondido si acaso sí lo hiciera,
pues máxima amargura seguro le viniera
a zaherirle en el alma sin poderlo evitar.

Es el dolor tan grande, que no puede aguantar
ningún enamorado que se encuentre a la espera
de recibir lo mismo que envía y comoquiera,
se atora en el camino y no puede llegar.

Es tal el sufrimiento que superior no existe
y aquel que lo padece desea hasta la muerte,
pues tanto le atormenta que en tal busca el remedio,

pensando que no vale la pena estar tan triste
como es pensar que nunca le va a cambiar la suerte,
ya que jamás pudiera salirse de su asedio.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s