NO HAY TERNURA IGUAL

No hay nada comparable a la ternura
que inspira la visión de un hijo propio
con síndrome de Down. Es la ventura
más grande de que pueda hacer acopio

una persona y digo que es tan cierto
como el sol que amanece cada día,
que el cielo permanece siempre abierto
y que el mundo es dechado de armonía.

Le miras arrobado y no hay manera
de quitar de sus ojos la mirada,
pareciéndote un ángel a la espera
de hacerte la caricia más ansiada.

El beso que te da del cielo viene,
porque un pedazo de la gloria tiene.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s