COSAS DE LA VIDA

La vida se me fue sin darme cuenta
cada vez más ligera hacia el ocaso,
dándomelo a saber a cada paso
con un mal tono que parece afrenta

y me empuja crüel y desatenta,
como si ya viniese con retraso
a darme quizá el último repaso
con una decisión más que avarienta.

Quizás se esté mostrando virulenta,
porque entiende, tal vez, que no hago caso
y tal hace que pierda la paciencia,

¿Pero es que tengo yo la culpa, acaso,
de que haya adelantado más la ciencia?
Que se calle y que asuma su fracaso.

Comete un error craso,
pues lo mismo me dan ocho que ochenta
y es que no sabe ni con quién se enfrenta.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s