LLÉVAME HASTA EL EDÉN

Llévame hasta el edén, que me imagino
debe ser un vivero de placeres,
donde se goce y además, sin tino,
de esos que en exclusiva las mujeres

sabéis dar, como cuando impera el celo
de género al llegar la primavera
al macho y a la hembra en paralelo,
en la montaña, el bosque o la pradera.

Puede que la mitad fuera bastante
para hacerme feliz ya de por vida,
pues siendo tuyo, lucirá lindante
de la deseada gloria prometida.

No tardes, porque el ansia me devora
y crece cada día, de hora en hora.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s