¿CUÁL SERÍA MI PECADO?

Las noches que no duermo ya son muchas,
harto de cavilar cómo te quiero
y encelado te llamo, mas no escuchas
y pienso que de ti ya nada espero.

Al ver cómo el desánimo me cunde,
me temo que debido a tu partida
el alma de tristeza se me inunde
y acabe cual si fuera un muerto en vida.

¿Hice algo mal, que a no dudar merezca
el trato tan horrible de tu ausencia,
que hará que cada día que amanezca
minará con furor mi resistencia?

Por mucho que escudriño en el pasado,
no encuentro ni un atisbo de pecado.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s