EVITEMOS LA SOLEDAD

Dichoso aquel que tiene compañía
siempre, en lo malo, regular o bueno,
para poner a lo primero freno
y el resto compartir con alegría.

Es cuanto el ser humano más ansía,
por lo que busca en el calor ajeno
ese resguardo, consiguiendo el pleno
cuando recibe lo que tal quería.

A quien se acerca hasta su dicha aumenta,
menguando al tiempo la desdicha propia
que con la soledad fuera insufrible,

pues en el alma sin piedad se asienta,
y en cantidad lo que es más triste acopia
en una progresión incontenible.

Hagamos lo imposible
para que nadie esté sin el abrigo
del calor de la mano de un amigo.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s