ESA MIEL QUE TE SALE

La pura miel que por tu boca sale
cuando me besas, tu dulzura deja
en la mía y no hay nada que la iguale,
porque a la misma gloria se asemeja.

Me sube la libido hasta tal punto
que ya no puede haber mayor medida,
al dejarme el placer que viene adjunto
tu alma en mis entrañas asumida.

Me lleva a las alturas el deseo
de tenerte en mis brazos, Dios Bendito,
con una fuerza tal, que hasta lo veo
traspasar con holgura el infinito.

El cielo cambiaría sin dudar
por dar comienzo al beso y no acabar.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s