QUE VALGA LA PENA HABER NACIDO

Tan sólo de pensar que alguien nos ama
ya merece la pena haber nacido
y más si es un amor correspondido,
por ser igual el tronco que la rama.

Es consumirse en una misma llama
con el ardiente fuego compartido,
sacando de la vida el sinsentido
de hacer que se convierta en triste drama.

Aquel que de este modo no viviera,
va sin pena ni gloria por el mundo
sin imprimir la huella de su paso

en él, sin haber visto la manera
de gozar de placeres en abundo,
y el que tuviese le sabría a escaso.

Hay que huir del fracaso
de ver que con nosotros cada día
la soledad nos hace compañía,
usurpando el lugar de la alegría.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s