ENCONTRÉ EL PARAÍSO BUSCADO

Buscando el paraíso me encontraba
y al verte sonreír me dije “eureka”,
pues aquélla tu sonrisa era la meca
a la que mi deseo me llevaba.

Tal era la dulzura que mostraba,
que presto la tomé como hipoteca
y sigo eslabonado en esa rueca
atado fuertemente por su traba.

Me encuentro de tus gracias prisionero
en cárcel sin barrotes ni guardianes,
gozando intensamente y por entero

y ojalá que por siempre mis afanes
de estar juntos se cumplan. Soy acero
que siente la atracción de tus imanes.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s