AQUELLA NOCHE ME PUSISTE LOCO.

Aquella noche me volví tan loco
gracias a tus caricias y tus besos,
que mis sentidos se quedaron presos
en ti y al recordarlo me desboco.

Lleno de gran satisfacción evoco
esos momentos y los tengo impresos
en el alma, pues fueron los excesos
tan grandes, que hasta el súmmum es bien poco.

Por cada poro te salía miel
y con inmenso ardor la recogía
paseando mi boca por tu piel,

que me supo mejor que la ambrosía
y así continuamos hasta el fin
de tan gustoso y mágico festín.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s