SEREMOS DUEÑOS DE UN EDÉN

Te llevaré a un lugar de verdes prados
a una casita de la mar cercana,
mas de este triste mundo muy lejana
y así no ser, por nuestro amor, juzgados.

Viviremos cual dos enamorados
haciendo aquello que nos dé la gana
y nunca habrá una pizca de desgana
que los placeres deje maniatados.

Al deseo daremos rienda suelta
y en realidad convertiré los sueños
que se te antojen y que a mí también,

que pasarán a serlo de ida y vuelta
siendo por tal los verdaderos dueños
de ese tan lindo y venturoso edén.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s