ES DIFÍCIL TENER QUE RENUNCIAR

Muy penoso es tener que renunciar
a aquello que te agrada con locura
y más si en ello ves que se te augura
un disfrute difícil de igualar.

Se hace dificultoso caminar
por una senda demasiado dura,
cuando sientes que nada te procura
de lo que te empeñabas en gozar.

En amores no es fácil olvidar,
pues esta enfermedad no tiene cura
ni la herida podrá cicatrizar

al no poder hacerse la costura
que se precisa para así cerrar
la puerta a los dolores que supura.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s