EL MILAGRO NO LLEGA

Esperando un milagro que no llega
ni va a llegar jamás, estoy seguro
que el tiempo que me resta va a ser duro
y hará de adversidades buena entrega.

Parece que lo malo se me pega
tan fácilmente cual la hiedra al muro
y presiento que todo mi futuro
será en definitiva mi colega.

No querrá irse de mí ni un solo día,
y me dará mordiscos a porfía
haciendo que el dolor sea muy fuerte

y piense que va a ser inevitable,
como también de suyo insoportable
y sólo me abandone con la muerte.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s