A LA MUSA QUE ME AYUDA.

A veces toco el cielo con la mano
cuando pienso que tengo tus favores
y corren por mi piel tales ardores,
que ya quisiera el sol en el verano.

Mi cuerpo se estremece, pues no en vano
siento que me dedicas los honores
de una amistad mejor que las mejores,
siendo yo a no dudar el que más gano.

Me alegra compartir mi poesía
con alguien que la aprecia y la comprende
y me saca de dudas si las tengo,

por lo que alguna idea la hago mía
siendo tuya, que así siempre se aprende
y al encontrarla ideal, a ella me avengo.

 

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s