NO TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA.

Venimos de la tierra y a la tierra vamos
en una travesía por demás hiriente,
dejando en el camino el corazón doliente
por la áspera dureza de sus muchos tramos.

Al comenzar la vida parecemos gamos
corriendo muy confiados y mirando al frente,
viendo que hacia el futuro se divisa el puente
y de ello convencidos hacía allá viramos.

Una vez traspasado la verdad se asoma
y entonces comprobamos que espejismo era
cundiendo el desencanto por haber creído

que todos los caminos llegarán a Roma,
pero eso nada más que antiguamente fuera
conforme muchas veces por doquier se ha oído.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s