EN UN EXCLUSIVO EDÉN.

Como en mi corazón estás tatuada
toda la vida juntos viviremos,
aquí, allá y acullá o donde estemos
y no podrá ya separarnos nada.

Pasará a ser como una unión sagrada,
que con placer los dos nos prometemos
a aupar constantemente y llegaremos
a mi edén, donde haremos la parada.

En él serás la reina de este edén,
en un reino que sólo tendrá dos
habitantes, tú y yo, pues no habrá más,

y todo será nuestro, al cien por cien,
según me ha asegurado el mismo Dios
y así no nos estorban los demás.

 

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s