EL SUFRIMIENTO DE LA DUDA.

Ni sí ni no ni todo lo contrario,
y sigo sin saber si es que me quieres,
porque callas y entiendo que prefieres
que sufra los dolores de un calvario.

Me tienes, ya lo ves, como en precario,
un si es no es, caprichos de mujeres,
o como un sí prendido en alfileres
que no acaba saliendo del armario.

El caso es que no quieres que me vaya
a otro lugar y hasta cadenas pones
en tus frases, que, llenas de dulzura,

hacen que pronto tire la toalla,
triste y claro bajar de pantalones
que subirá a la vez mi desventura.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s