LLÉNAME DE TUS DULZURAS

Nunca he tenido lo que más quería
y sigo sin tenerlo a estas alturas
y es porque entre las verdes y maduras,
de aquéllas era alguna que caía.

Quizás venga la suerte cualquier día
y acabe mis tristezas y amarguras
cambiándolas en dichas y venturas
de las que ni conozco todavía.

El alma sin dudar se llenaría
de placer de las mil y una locuras
que a partir de esa fecha llegaría,

acabando las máximas torturas
y ojalá fueras tú, paloma mía,
quien lo hiciera, merced a tus dulzuras.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s