LOS BUENOS Y LOS MALOS.

LOS BUENOS.

Los buenos son aquéllos que perdonan
cuando son ofendidos sin motivo
y nunca exhibirán un gesto altivo,
porque nada persiguen ni ambicionan.

En los grandes problemas se personan
a aliviar, pues es siempre compasivo
quien es bueno. También es receptivo
y los males ajenos se le clonan.

La envidia no le afecta y le resbala
y siempre está dispuesto a dar su ayuda
a quien la necesite. Tiene a gala

entregar lo que tenga a quien acuda
hasta él, sin mirar y a punta pala,
cuanto disponga y sin ninguna duda.

Nadie ha visto que eluda
un compromiso con la gente pobre,
por más que en su despensa nada sobre.

LOS MALOS

Los malos son aquéllos que a sabiendas
del mal que hayan causado a semejantes,
caminan por la vida tan campantes,
pues poco les importan las calendas

griegas, porque ellos llevan siempre vendas
que les van resguardando, pues desde antes
de sus comportamientos denigrantes,
ya llevan ese nunca en sus agendas.

No sacan nada útil para ellos
ni tampoco es la causa que los mueve,
sólo piensan quitarle los destellos

a quien adorne un mínimo relieve.
Si es preciso, recurren a atropellos
tratando de evitar que más se eleve.

El malo, el odio bebe
en fuentes que denotan impotencia,
desembocando en esa malquerencia.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s