PARA GUIOMAR, MI BISNIETA.

Desde hace tiempo una ilusión tenía,
la de ser bisabuelo y se ha cumplido,
pues mi nieta Cristina me ha traído
una niña, Guiomar, que ayer nacía.

En hora muy cercana al mediodía
llegaba al mundo su primer gemido,
que fue por la familia recibido
con muestras de la máxima alegría.

Cuando sea mayor y sepa hablar
muchos cuentos la tengo que contar,
como a mí me contaron cuando niño

y de este modo gozaré con ella,
aparte de que así queda la huella
en la que anidará luego el cariño.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s