LA ARMONÍA DEL SONETO.

Me gusta de los versos el soneto,
la música que tiene suena a gloria,
lo mismo el dedicado a la victoria
que el que glosa el desastre más completo.

Componerlo supone un cierto reto
de fuerte inspiración y de memoria,
pues llegan las palabras como en noria
que sube y baja en cangilón repleto.

Y se van para ser de nuevo un feto
si no se sienten bien en la oratoria,
pues no quieren les tomen por objeto

de chanza, ni tampoco ser escoria
y se ocultan de nuevo en lo discreto
esperando cuajar en otra historia.

Se siente cierta euforia
cuando llegas al último terceto
y ves que ya saliste del aprieto.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s