LA SOLEDAD EN COMPAÑÍA.

La soledad de dos en compañía
es sin lugar a dudas la peor,
sobre todo si fuera el desamor
la causa por la cual se producía.

Cuando empieza a romperse la empatía
y a apagarse la llama del ardor,
deja de calentar ese calor
que desde siempre en el hogar había.

Difícil es recomponer aquello
que con tantísima ilusión naciese,
pues siempre quedaría alguna brecha,

porque temprano o tarde algún destello
del interior, puntual, quizá saliese,
aunque fuese un atisbo de sospecha.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s