COBREMOS ESA DEUDA.

¿Y si jugásemos a hacer las cosas
que tanto nos gustaban y no hicimos,
porque ni tú ni yo nos atrevimos,
al pensar que serían deshonrosas?

Eran sin duda de lo más hermosas
y en el fondo del alma lo supimos,
pero nunca pasamos de los mimos
y las caricias nada “peligrosas”.

Si el pasado nos debe esos momentos,
cobrémoslos y a más los intereses
sacando fuerzas de flaqueza incluso,

poniendo toda el alma en los intentos,
procurando yo hacerte y tú me hicieses
aquello que al final quedó inconcluso.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s