USEMOS LA FANTASÍA.

De qué me sirve a mí tanto quererte,
si tan lejana estás y no hay manera
de acercarme hasta ti, ¡qué más quisiera!,
por obra y gracia de la mala suerte

que, aunque me ha permitido conocerte,
sólo agradeceré que tal hiciera,
pero maldigo que me deje afuera
y sin noción alguna de tenerte.

Tendré que conformarme, qué remedio,
teniéndote lejana cada día
y haciéndome a la idea de que estamos

juntos y sin tener tierra por medio
y usando nuestra mucha fantasía,
de la distancia entre los dos pasamos.

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s