Archivo mensual: septiembre 2009

VEN A SACIAR MI SED

  Ven a saciar mi sed y hazlo corriendo, pon tus labios carnosos en los míos e insufla tu dulzura, pero a ríos, pues ya mi corazón la está exigiendo.   Esta necesidad, me va in crescendo y hay veces … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario

MI PLUMA ME LLEVA DE LA MANO

  Mi pluma ya me lleva de la mano cuando pienso escribir y luego escribo, pues sabe que por ti vivo y desvivo no habiendo entre los dos ningún arcano.   Retoza de contento y va hacia el grano poniendo … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario

NO PUEDO AUMENTAR MI AMOR (alejandrinos)

No pidas que te quiera más, si no me es posible, si estiré el corazón hasta donde más pude y ya me es tan difícil, que pido que me ayude y contesta rotundo que apuró lo extensible. Cuánto me alegraría … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario

ESCRIBIR ME ENTRISTECE

  No me sirve escribir de algún consuelo, que, al contrario, me aumenta la amargura si recuerdo una triste tesitura que debiera olvidar. Es cruel flagelo   que me viene a azotar cual ritornelo, con la fuerza que pone la … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario

ESPERO TU REGRESO

  Cuando vuelvas a mí, será un gran día y voy a prepararte con esmero el gran recibimiento con que espero llenar tu corazón de la alegría   que te habrá de inundar, si todavía tuvieses en el alma, si … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario

EL AMOR Y EL SUFRIMIENTO CAMINAN JUNTOS

  Quien quisiera sufrir le diré dónde y el lugar más seguro es el amor, pues al lado de todo lo mejor la amargura y la pena allí se esconde.   A poco que se haga un leve ahonde, se … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario

LA PALABRA Y EL HECHO SE COMPLEMENTAN

  La palabra carece de importancia si el hecho no la arropa y la sostiene que sólo mostrará si va o si viene y eso no significa relevancia.   Aunque sí que le aumenta la ganancia haciendo que la inercia … Seguir leyendo

Publicado en POESIA | Deja un comentario