LA NECEDAD DEL HOMBRE

Si será necio el hombre que a Dios ha abandonado,
habiéndolo cambiado, ¡qué cosas!, por la ciencia,
una absurda ocurrencia digna de un alienado
no muy bien informado ni con mucha sapiencia.

Su enorme prepotencia viene de su ego inflado,
al punto que ha acabado por negar su existencia
y con mucha insistencia reniega del pasado
en el que hubo luchado por Él con vehemencia.

Muestra su indiferencia por todo lo sagrado
llegando hasta tal grado que evita la presencia
en lugares que ha estado siempre con deferencia

y usando la prudencia de un señor educado,
mas desde que ha cambiado no quiere convivencia
con gente que en esencia siempre estuvo a su lado.

Al oír que la muerte le ha nombrado
llora desconsolado, tomando ya conciencia
de estar equivocado…y pide a Dios clemencia.

Anuncios

Acerca de cristinovidal

Jubilado, toledano y residente en Madrid. Escribo poesía por entretenimiento.
Esta entrada fue publicada en POESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s